Los Libros de Autoayuda: De la tesis doctoral al bestseller

No todas las tesis doctorales son publicables como libro, ciertamente que la mía fue de las que no. La mayoría de las tesis no lo son, pues su propósito es académico, por lo que debe cumplir con montones de requisitos escolares, y no literario, que queda a la imaginación del autor. Pero algunas tesis, por los temas que los estudiantes trataron, pueden trabajarse y llegar a convertirse en libro.


Los libros son impulsados por argumentos, no por constelaciones de análisis (como las tesis), y la única forma de llegar a un buen argumento (o libro) es experimentar y fallar mucho en el proceso post-tesis. Dominic Boyer, Cornell University Press

Los libros son impulsados por argumentos, no por constelaciones de análisis (como las tesis), y la única forma de llegar a un buen argumento (o libro) es experimentar y fallar mucho en el proceso post-tesis. Dominic Boyer, Cornell University Press

Una tesis no es un libro

No todas las tesis doctorales son publicables como libro, ciertamente que la mía fue de las que no. La mayoría de las tesis no lo son, pues su propósito es académico, por lo que debe cumplir con montones de requisitos escolares, y no literario, que queda a la imaginación del autor. Pero algunas tesis, por los temas que los estudiantes trataron, pueden trabajarse y llegar a convertirse en libro.

Por hoy hablemos del género del autoayuda. Este es un género literario que vende cientos de millones de dólares al año en Estados Unidos. En México también alcanzan ventas generosas, aunque nada comparables a las de los EEUU, a pesar de que los libros de autoayuda han sido y son satanizados por un estrato de la sociedad que cree tener la razón de todo y poder decidir por los demás qué tipo de lectura está bien para las mayorías y que le está mal.

 

Estudios doctorales y la autoayuda como tema de investigación

Lo que no saben las personas de ese estrato social mexicano es que la formación doctoral, al menos en los Estados Unidos y otros países de habla inglesa, lo que conocemos y entendemos como autoayuda no está peleado con la investigación de tesis. Algunos estudiantes son cuidadosos en buscar, elegir y trabajar un tema que no únicamente les sirva para cumplir el requisito de la tesis, sino que ven más allá.

 

Un libro puede surgir de una tesis

Angela Lee Duckworth (2006), que estudio en la Universidad de Pensilvania y cuya investigación fue financiada por la National Science Foundation, escribió una tesis titulada Intelligence is not enough: Non -IQ predictors of achievement. Duckworth dejó de lado el rollo del Coeficiente Intelectual y experimentalmente buscó otras características de los individuos que son fundamentales para el éxito en la vida: la autodisciplina y los ‘huevos’ (grit).

La tesis de Duckworth consta de 138 páginas. Para convertirla en libro trabajó el tema, y 10 años después, en el año 2016, Scribner publicó su libro, que tiene 333 páginas, como: Grit: The power of passion and perseverance. Es una obra catalogada como de referencia y autayuda, y se convirtió de inmediato en un bestseller.

 J. Leonore Womack, que estudió el doctorado en filosofía en la universidad de New York. Su tesis, titulada The philosopher’s ‘I’: Autobiography and the search for the self, la presentó en 1998. Con el mismo título se la publicó la propia Universidad de New York en 2006.

            Aunque la tesis y el libro tengan el mismo título, el contenido del libro fue trabajado para hacerlo más accesible al público. El libro lo publicó con el apellido de casada: J. Leonore Wright.

Casos como los de Duckworth y Womack/Wright no son raros. Los temas que abordaron en sus investigaciones doctorales fueron congruentes con las academias que evaluaron sus propuestas y no se desdeñaron por falsos prejuicios.

 

De la tesis analítica al libro argumental

Theresa MacPhail, profesora asistente en el Stevens Institute of Technology, dice:

“Una tesis es donde comienzas a articular las ideas y los argumentos que eventualmente se transformarán en tu libro. Pero se necesitan muchas revisiones, reestructuraciones y fallas para encontrar un argumento y una estructura cohesivos. Un libro es el quinto u octavo borrador de algo que solía ser tu tesis, pero que ya no es reconocible como tesis”.

Otra recomendación dada a quienes pretenden transformar sus tesis en libros, es que deben de leer, tanto del tema de sus tesis como de asuntos que interesen a los autores. La intención es cuenten las cosas de diferente manera y abandonen el estilo académico que no es de uso común.

 

Referencias

MacPhail T. 2014. Dear First-Time Author: How to Turn Your Dissertation Into a Book.

http://bit.ly/2Z8ZW4f

 

En Método de 100 horas para escribir la tesis doctoral: Caja de herramientas para el tesista muy apurado, apartado: De la tesis al libro: Taller de desarrollo profesional  encontrarás mayor información y referencias.

Busca el Método de 100 Horas en: https://amzn.to/2Hu5FcW

 

Victoriano Garza Almanza

Ciudad Juárez, Chihuahua

Frontera MEXUS

Martes 23 de Julio del 2019

More Articles for You