Propósito de Año Nuevo 2018: Terminar la tesis del nunca acabar



2018.jpg

Los propósitos de año nuevo se elevan al cielo como las bengalas y duran lo mismo

Millones de personas inician el nuevo año de todos los años renunciando a cualquier cosa que piensen que les hace daño, o proponiéndose cambios en sus vidas para mejorarlas. No existe guía alguna sobre cómo hacer efectivas las renuncias o los cambios. No hay receta que puedan surtir en la tienda o la botica para ingerir y alcanzar eso a lo que se aspira. Se dice que la voluntad y la disciplina son las llaves que abren las puertas de los desesperados hacia su libertad, pensando que esa libertad está en el abandono del vicio o en la transformación de sus actitudes.

Entre los estudiantes de posgrado que se encuentran en la recta final de sus estudios, lo sé porque yo estuve ahí, la redacción de sus tesis es lo que más les apura e importa en esos momentos. Un nuevo año puede significar dos cosas: (1) concluir de una vez por todas esa tesis y empezar una nueva vida con un nuevo título, o (2) sufrir la ralentización de sus esfuerzos si no se toma el control. Donde tomar el control quiere decir que habrán de someterse a estricta disciplina y a poner la suficiente energía para alcanzar esa meta; es decir, para terminar la tesis.

Si esos estudiantes toman el control y se concentran, la vida pasará por su lado, como si viajaran en un auto a toda velocidad. Con la mirada al frente y sin descuidar el camino, que siempre está lleno de sorpresas, conducirán expectantes de baches, curvas, lluvia, animales que se cruzan, locos en sentido contrario, deslaves, estaciones para recargar la gasolina que se agota a kilómetros distancia, etc., en tanto que de soslayo observarán por las ventanilla laterales el fluir de las cosas, como si de otro mundo se tratara.

Es decir, para tomar el control de la escritura de la tesis, sin siquiera proponérselo esos estudiantes renunciarán a momentos de diversión con los amigos, a vacacionar en el pueblo, a salir de paseo, a comer comida verdadera en sus horas, a quemar el tiempo en naderías, y a muchas otras entretenidas cosas más, con tal de llegar al anhelado punto.

Curiosamente, entre el montón de tesis que he revisado, que son varios miles, e incluso buscado expresamente sobre este asunto, no he encontrado ninguna que tenga como tema los propósitos de año nuevo. Para mentes curiosas esta materia alcanzaría para convertirse en un tema de investigación  etnográfica o sociológica o de salud pública o legal o psicológica, según el enfoque y delimitación, de cierto interés cultural y hasta práctico. O, quizá, una pérdida total de tiempo.

Algunos dicen que con la intención de hacer algo por uno mismo el año que comienza basta; quizá les baste para sentirse bien dos o tres días y luego volver al ansiado vicio de fumar o a la bebida y seguir como si nada. Sin embargo, para que la investigación de tesis se convierta en un reporte se necesita más que la intención de redactarla, se requiere escribirla. Voluntad, disciplina, y mucha dedicación.

Victoriano Garza Almanza

Frontera MEXUS

Enero 1 del 2018

More Articles for You