10 Hábitos de Escritores y Deportistas Altamente Productivos: Entre Honoré de Balzac y Michael Phelps



Clases de natacion 1.jpg

No puedes poner un límite a nada. Cuanto más sueñas, más lejos llegas.

Michael Phelps

Entre escritores, dice Rachel Toor, cuando alguien está haciendo más que uno se nota claramente. Esto despertará algunos celos y envidias, lo que es ridículo. Nada que logre otro escritor te quitará nada. Al contrario, el duro trabajo de otro colega lo que debe producir es inspiración.

La alta productividad, no sólo en la escritura de ‘nonfiction’ sino en los ambientes de los literatos, intelectuales y científicos, ha despertado el interés de propios y extraños por descubrir cómo lo logran, para copiar formas y tratar de repetir sus éxitos.

No es un ‘don’ el que poseen aquellos que parece que las ideas y palabras les brotan a borbotones como agua del venero, es una enorme fuerza de voluntad y disciplina dirigidas hacia un propósito. No existen trucos para hacer más fácil la tarea del escritor.

Algunos se percatan de que poseen cierta habilidad y ansias que les será de enorme ayuda a sus intenciones –como pudiera ser la capacidad de observación y detección de sutiles cosas que ocurren alrededor–, y capitalizarlas a la hora de contarlas, como hizo Honoré de Balzac al escribir decenas de novelas.

En el terreno deportivo, para comparar, ¿acaso crees tú que el súper nadador Michael Phelps ganó 23 medallas de oro –28 en total– en competencias olímpicas por el hecho de saber nadar y entrenar rutinariamente como otro nadador cualquiera?

De ninguna manera, ni tampoco se convirtió en campeón en cuanto se echó al agua. El escritor de deportes Brian Cazeneuve, publicó un artículo en la revista “Sports Illustrated”, donde refiere de qué manera Phelps hizo de su hobbie, que era la natación –que después quedó como oficio–, una cadena de hábitos que le llevaron a convertirse en el mejor nadador de piscina larga de toda la historia.

A decir de Cazeneuve, seis aspectos dominaron su vida de nadador:

 1. Trabajo físico

Se divide en dos: natación –múltiples maneras de nadar–, y ejercicio en seco, calistenia y pesas. Intensas horas de trabajo todos los días.

El prolífico escritor francés Balzac, cuenta su biógrafo Stefan Zweig, por ejemplo, comenzaba su día alrededor de las 18:00 horas, concurría a las tabernas de donde sacaba material para sus historias de la vida de los ciudadanos de París, y volvía a su vivienda casi 12 horas después. Así lo hacía día tras día.

 2. Recuperación y descanso

Acelerado restablecimiento. Sin importar que tan intenso fuera el esfuerzo físico, Phelps se recuperaba rápidamente para comenzar. Podía dormir profundamente por horas y levantarse como nuevo. Así, podía competir y ganar varias ocasiones en un mismo día.

Balzac descansaba 10 horas en promedio.

 3. Dieta

Consumía hasta 9,000 calorías por día. Phelps confesó que “comía casi cualquier cosa que quisiera a cualquier hora”. Los kilos de bistecs eran su comida preferida. Las ensaladas le parecían de papel.

Balzac se alimentaba de todo, cada comida era un festín. En promedio, bebía 50 tazas de café al día. No ‘agua de calcetín’, como es el ‘café americano’, sino café espresso. Tan así era su vicio que escribió sobre el placer y sufrimiento gástrico que provoca el café.

 4. Técnica

Aun en las más importantes competencias, Phelps improvisó siempre que fue necesario hacerlo. Pero esa ‘improvisación’ era el resultado de las miles de horas de natación bajo las condiciones que menos se pudieran esperar en una competencia. Como le sucedió en uno de los eventos de las olimpiadas de Beijing, que desde el momento en que se arrojó a la alberca le entró agua a los goggles, sin embargo, por haber hecho prácticas de natación a ciegas, no entró en pánico, pudo salir adelante y ganar el oro.

Una de las técnicas más valiosas de Balzac fue la de escribir sin pena, no parar para releer ni editar lo escrito. No le mortificaba el ir y venir de los comensales y borrachos, ni los gritos, ni peleas, ni las conversaciones, ni el amor de las parejas en los rincones. Por el contrario, eso avivaba su imaginación.

 5. Eventos

Competencia en equipo. Como parte del medley de natación Phelps solía competir estilo espalda. Sabía asociarse con sus compañeros y tomar liderazgo para conducirlos al triunfo.

Para escribir, Balzac fue un solitario; para publicar, hizo equipo con su editor.

 6. Motivación

Bowman, el entrenador de Phelps, siempre estuvo detrás de él, conociéndole, impulsándolo.

A Balzac le motivaban tres cosas: su apasionado apego a describir y novelar la cotidianidad parisiense, sus deseos de vivir bien, y sus ansias de ser reconocido por la nobleza de su tiempo; por eso antepuso el “de” a su apellido, quedando “de Balzac”.

 Agrego otros cuatro puntos a los seis de Cazeneuve:

 7. Usar el equipo adecuado

Phelps mismo menciona este punto como un asunto vital para su oficio. Cuando se trata de competir, consíguete el mejor equipo que tengas a tu alcance.

Papel amontones, plumas y botellas de tinta, litros de café, y lámparas de aceite o velas, fueron las herramientas básicas de Balzac. Hoy día tenemos muy sofisticadas herramientas para escribir, pero en caso de un apagón bien se puede trabajar con las mismas herramientas de Balzac, y un buen café, té o chocolate.

 8. Fuerza de voluntad

Desde los doce años, debido a su dependencia a la Ritalina, tomada para controlar su hiperactividad y déficit de atención, Phelps expresó a su madre y al médico su deseo de dejar el medicamento. Este pequeño triunfo, explicó el mismo, fue el mayor logro de su vida. Entonces se dio cuenta que podía alcanzar cuanto quisiera en su vida.

Balzac lo definió así: “No hay tal cosa llamada talento sin un gran poder de voluntad”.

 9. Disciplina

La disciplina no es un resultado automático. Phelps la trabajó hasta dominarla desde que insistió en dejar el medicamento que lo tenía atontado. Luego, para abandonar ese vicio adquirió otro, por así decir, el de nadar. Se disciplinó para levantarse a horas tempranas y recorrer largas distancias para cumplir su objetivo.

En Balzac, escribir era como respirar. De hecho, por la elaboración de su extensa obra, la “Comedia Humana”, se le considera el inventor de las novelas seriadas o sagas.

 10. Tiempo

Phelps manejó su tiempo en función de un horizonte de competencias, esperando obtener logros al cabo de meses y años. Nunca le ganó la desesperación de obtener triunfos y reconocimientos instantáneos.

Para Balzac, “Todo poder humano está compuesto de tiempo y paciencia”

 

Colofón: “Soy un esclavo de galeras para la pluma y la tinta”. Balzac.

Encuentra ayuda profesional,  información y estrategias para escribir tu tesis en:

Método de 100 horas para escribir la tesis doctoral: Manual de sobrevivencia para el tesista muy apurado. https://amzn.to/2Hu5FcW

Publica o Perece: Escritura académica para profesores y estudiantes. En Amazon https://amzn.to/2y7RE1c

 

Victoriano Garza Almanza

Frontera MEXUS

Viernes 26 del 2018

More Articles for You