Como desarrollar la propuesta de investigación de tesis

La elaboración de la propuesta o anteproyecto de
tesis es una de las partes más complicadas del proyecto del estudiante de
posgrado, pues esta será la guía de su investigación. En tal sentido, una propuesta
bien hecha facilitará el trabajo del tesista; en cambio, una propuesta mal
construida sólo producirá desorientación y pérdida de tiempo.

Cuando se ha elegido el tema de tesis, suele
presentarse en algunos estudiantes una conducta de apresuramiento, pues quieren
ganar tiempo y realizar pronto su proyecto. La investigación no funciona así. Y
aunque el estudiante esté familiarizado con el tema, ya sea porque tiene años
metido en un laboratorio o porque trabaja en algo relacionado a su asunto de
interés, debe tener presente que la mera idea de lo que desea hacer es
insuficiente para dar comienzo a su proyecto de investigación. Ni los
investigadores experimentados proceden sin antes protocolizar sus proyectos y
sin haber partido de una base documental de referencia.

Es conveniente que el estudiante que sufre de ese
“síndrome de la prisa por terminar a la de ya”, plasme sus ideas por escrito
–eso que pretende saber y qué quiere hacer- y las deje reposar. Seguidamente,
deberá de comenzar  igual que los demás compañeros,
desde cero.

La elaboración de la propuesta o anteproyecto de
tesis es una de las partes más complicadas del proyecto del estudiante de
posgrado, pues esta será la guía de su investigación. En tal sentido, una propuesta
bien hecha facilitará el trabajo del tesista; en cambio, una propuesta mal
construida sólo producirá desorientación y pérdida de tiempo.

Cuando se ha elegido el tema de tesis, suele
presentarse en algunos estudiantes una conducta de apresuramiento, pues quieren
ganar tiempo y realizar pronto su proyecto. La investigación no funciona así. Y
aunque el estudiante esté familiarizado con el tema, ya sea porque tiene años
metido en un laboratorio o porque trabaja en algo relacionado a su asunto de
interés, debe tener presente que la mera idea de lo que desea hacer es
insuficiente para dar comienzo a su proyecto de investigación. Ni los
investigadores experimentados proceden sin antes protocolizar sus proyectos y
sin haber partido de una base documental de referencia.

Es conveniente que el estudiante que sufre de ese
“síndrome de la prisa por terminar a la de ya”, plasme sus ideas por escrito
–eso que pretende saber y qué quiere hacer- y las deje reposar. Seguidamente,
deberá de comenzar  igual que los demás compañeros,
desde cero.

A partir del tema identificado, el estudiante debe
proceder a investigarlo exhaustivamente antes de escribir su propuesta de
tesis. Para el caso particular de aquellos estudiantes que presentaron el
“síndrome de la prisa por acabar a la de ya”, cuando hayan hecho su búsqueda y
analizado las referencias encontradas, pueden elaborar un bosquejo de su
propuesta tomando como punto de partida las ideas que en un principio tuvieron,
si es que aún son procedentes. Eso lo averiguarán pronto. 

Este tipo de estudiantes pronto advertirá que la
idea primaria que tenía para su investigación, con la cual quería comenzar su
trabajo, adolecía de vacíos de información. Si de buenas a primeras ese
estudiante hubiera planteado su propuesta con la información incompleta que
tenía en la cabeza, el resultado habría sido un documento sumamente frágil que
desorientaría al autor.

Investigar el tema significa:

  1. Realizar búsqueda y revisión de literatura
  2.  Apoyarse en el asesor
  3.  Obtener otras opiniones expertas
  4. Tomar notas
  5. Apuntar reflexiones  y comentarios
  6.  Crear bases de datos (fichas bibliográficas, de trabajo, de entrevistas, organizar notas y apuntes, etc.).

La propuesta no está finalizada en el momento en
que el estudiante termina de escribirla, pues cuando tiene su primer documento
debe someterlo a una serie de revisiones ante diferentes personas o grupos,
tales como: asesor, comité de tesis, expertos y compañeros estudiantes. Estas
revisiones, enmiendas y agregados al documento, que consisten en un proceso
iterativo de “ensayo-error” o “escritura-corrección-escritura”, producen la
reescritura de varios borradores mejorados de la propuesta de tesis.

En este punto todavía no concluye la escritura de
la propuesta final; es decir, el documento aún se encuentra en la fase de
anteproyecto, pues no ha sido validado oficialmente por el comité de tesis.

Lo procedente es que cuando el estudiante ya haya
hecho todas las revisiones necesarias y reelaborado el documento, exponga su
anteproyecto ante profesores y estudiantes del programa en reuniones de
evaluación que se acostumbra llamar “seminario de tesis”. A veces estos
seminarios son formales y escolarizados en la institución, otras veces son
informales y los conduce el director de tesis en su propia oficina.

Todavía en este nivel, el exponente podrá recibir
críticas pro-positivas de los colegas, las cuales coadyuvarán al mejoramiento
de su plan de trabajo. Lo adecuado es que no desoiga las recomendaciones que
sean convenientes, y que las agregue o las quite a la propuesta. Este proceso
público, que valida el anteproyecto y lo y oficializa como
“proyecto de tesis”, permitirá al estudiante darle mayor definición y claridad
a su trabajo, el cual le servirá de guía durante los próximos meses.

Resumiendo, una propuesta de investigación de tesis
es un documento científico que el estudiante escribe con la información
obtenida en su búsqueda bibliográfica, entrevistas y reflexiones; que plantea de
acuerdo a una guía para elaborar el anteproyecto de tesis; y que valida científicamente
ante las autoridades y colegas del programa académico.

Aunque entre una y otra institución de educación
superior existan variantes de estilo en cuanto a la presentación de la
propuesta, la guía para elaborar el anteproyecto de tesis se basa en un formato
convencional o estándar.

La estructura general de la propuesta de tesis,
como la del artículo científico, es universal. Cada una de sus partes tiene una
función en el contexto del documento, por lo que cada una de ellas debe de
contener la información necesaria, y debe de articularse con las de junto de
una forma lógica.

La propuesta de tesis debe ser el instrumento de
trabajo guía del estudiante.

El estudiante es el único responsable del
desarrollo de su anteproyecto o propuesta de tesis.

¿Qué dice una propuesta de tesis al revisor?

  • Habla sobre la información que ha manejado el estudiante
  • Dice que tanto conoce el problema que está abordando
  • Cuenta sobre la experiencia reflexiva del estudiante y su capacidad para generar ideas
  •  Muestra la capacidad que tiene para organizar su información
  • Indica sus habilidades de comunicación escrita
  • Muestra los límites y alcances
  • Señala la viabilidad del proyecto

Otra información que debe
poseer el estudiante, pues en ocasiones plantea estudios sin considerar la
infraestructura y recursos necesarios para llevarlos a cabo, lo siguiente:

  • ¿Existen las condiciones para llevar a cabo la investigación o hay que crearlas?
  • ¿Es autofinanciable? 
  • ¿Será financiado? ¿de qué manera y por qué? 
  •  ¿Es un problema manejable? 

El tesista debe trabajar con conceptos e ideas
razonados y no con términos o definiciones memorizados.

Colofón:

“¿Donde debo comenzar?” preguntó.

“Comienza por el principio, dijo el Rey, y para
cuando llegues a el fin”.

Alicia
en el país de las maravillas
.

Victoriano Garza Almanza

Cd. Juárez, Chihuahua

Frontera MEXUS

 

More Articles for You