El proyecto original de Margaret Shedd que llevó a la fundación del Centro Mexicano de Escritores (C.M.E.): Segunda Parte


Si la historia está en ti, serás capaz de sacarla. William Faulkner

Si la historia está en ti, serás capaz de sacarla. William Faulkner

Resumen

La idea de Margaret Shedd de fundar un centro de escritura creativa bilingüe inglés/español no solamente fue original e intuitiva, sino también ambiciosa y riesgosa, por lanzarse a establecerlo fuera de los Estados Unidos. Hasta finales de 1949 no existía una iniciativa parecida en ninguna universidad estadounidense ni en ningún otro país. A principios de 1950, su amigo el periodista Joseph Henry Jackson, difundió en su columna A Bookman’s Notebook que regularmente publicaba en Los Angeles Times, al menos dos adelantos informativos del proyecto de la Sra. Shedd. Se reproduce, en español, la segunda nota del Sr. Jackson, donde explica en qué consiste el programa de escritura creativa bilingüe, qué escritores y profesores mexicanos y estadounidenses participarán, los costos por trimestre, y las señas del lugar sede, el Mexico City College.

El motivo

 Época: Postguerra. Margaret Shedd tenía debilidad por la diversidad cultural de México y pensaba que en este país faltaban narradores, relatores, cuentistas, poetas, artistas y pensadores que hablaran al mundo de la belleza mágica que existía en ese país y que poco a poco se iba desvaneciendo.

 Creyó que con el desarrollo de la industria y el comercio que se veía venir después de terminada la II Guerra Mundial, mucho de lo que ella observó y admiró durante sus frecuentes visitas a México se disiparía y la memoria de todo ese esplendor se perdería, tal y como pasó cuando los conquistadores españoles destruyeron las civilizaciones indígenas a su paso por este territorio.

 Como no veía un ambiente literario colectivo de escritores mexicanos –que destacaran como  grupo– ni notaba la existencia de algo parecido a un taller que estuvieran formando aprendices de escritores, Shedd pensó que podía y debía hacer algo para rescatar la memoria cultural mexicana de ese futuro amenazador que se aproximaba estruendosamente. Por esto, quiso jugar la única carta que tenía y que podía materializar: la creación de un centro de escritura bilingüe en México, porque dentro de sus planes siempre estuvo contar con la presencia de escritores estadounidenses, como ocurrió.

J. H. Jackson: A Bookman’s Notebook

El periodista estadounidense Joseph Henry Jackson, quien era editor literario en Los Angeles Times, tenía una columna llamada A Bookman’s Notebook. El 10 de abril de 1950 publicó lo siguiente sobre el proyecto de Margaret Shedd:

“El plan [de Margaret Shedd] consiste en realizar una serie de cursos intensivos de escritura que reunirán a estudiantes de dos culturas, norteamericana y latinoamericana, y que eventualmente se llevarán a cabo en español e inglés, pero primero en inglés”.

“El plan ahora está completamente desarrollado y se están recibiendo solicitudes para el ciclo de seis meses, dividido en dos sesiones. El 30 de abril es la fecha límite para las solicitudes y dado que solo se tomarán 50 solicitantes este año, cualquier persona interesada debe consultar pronto los detalles”.

“El centro estará dirigido por Margaret Shedd, conocida novelista, escritora de cuentos y profesora de escritura, cuya experiencia docente y conocimiento directo de los países latinoamericanos la convierten en la líder ideal para tal proyecto” [sobre todo porque tenía gran poder de convocatoria por conocer y tratar personalmente a escritores, cuentistas, dramaturgos y poetas de su época].

“Con ella estará el personal de escritores y profesores norteamericanos y latinoamericanos, junto con un personal complementario que incluye a hombres como José Gaos, filósofo y ex rector de la universidad de Madrid [quien nunca participó]; Robert H. Barlow, antropólogo y poeta [quien era jefe del departamento de antropología del Mexico City College y profesor de antropología de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM], y otros”

“Durante los cursos habrá profesores visitantes de los Estados Unidos y México, tanto escritores como maestros. Alan Lomax, conocido folklorista, será el primero” [también estuvieron Norman Mailer, Vance Bourjaily, John Steinbeck, Jack Kerouac, Jomí García Ascot, José Luis Martínez, Earl Sennett –director del Mexico City Players–, y otros].

“Las temporadas serán las siguientes. La primera temporada se extiende desde el 19 de junio hasta finales de agosto. Septiembre es un mes libre durante el cual aquellos que planean quedarse para la segunda temporada pueden familiarizarse con la escena mexicana fuera de la ciudad. La segunda temporada dura del 1 de octubre al 15 de diciembre”.

“La matrícula es de $100 dólares por temporada. Los costos de alojamiento y habitación promedio son de $40 a $50 dólares por mes. El Mexico City College, bajo cuyo patrocinio se lleva a cabo el centro, no tiene dormitorios, pero se ha creado una oficina especial para ayudar a los estudiantes a encontrar alojamiento. Los costos de viaje a la ciudad de México varían según los medios empleados, y una tarjeta de turista (no se necesita pasaporte) cuesta $ 2 pesos; puede obtenerlo en cualquier consulado mexicano en los Estados Unidos, y permite que un automóvil pase por la línea (fronteriza mexicano estadounidense)”.

“Por la naturaleza de los cursos y conferencias que el centro ofrecerá, éste no será un lugar para principiantes, como indicó la Sra. Shedd, sino un sitio donde se escriba creativamente y los participantes se involucren en eventos”.

“La piedra de toque del centro, dice la Sra. Shedd, es la intención de ‘un reencuentro de los escritores consigo mismos, ayudarlos a reorientar su trabajo al orientarse a nuevas situaciones y una nueva cultura’. En cierto modo, este tipo de cosas tiene el valor de un psicoanálisis en sus mejores aspectos. La identificación del escritor con el pueblo mexicano y su vida puede, y se espera que sea, una experiencia emocional que valga la pena; en realidad esa es la idea, hacerlo así en lugar de que sea una experiencia intelectual. El resultado final debe ser, y está destinado a ser, una medida terapéutica para el escritor creativo, una especie de sacudida que fácilmente podría resultar en una nueva aclaración de los propios propósitos del escritor en su propia mente”.

“Junto con los cursos de escritura, hay otros disponibles para todos los estudiantes, y se espera que muchos equilibren lo que están haciendo con el trabajo regular en campos como antropología, historia, folklore mexicano, pintura mexicana, sociología, etc.”

“También habrá, como parte del plan de estudios de la conferencia, un curso especial en traducción y otro sobre publicaciones actuales de los Estados Unidos y México”.

“Los anuncios en forma mucho más detallada se pueden obtener de Mexico City College, San Luis Potosí # 154, México, DF, o Magaret Shedd, 1616 La Vereda Road, Berkeley, California. Fecha de cierre para las solicitudes una vez más: 30 de abril de 1950. La universidad es aceptada por la Administración de Veteranos de los Estados Unidos. Por lo tanto, los estudiantes pueden asistir bajo el G.I. Bill”.

Los Angeles Times. Lunes 10 de Abril , 1950.

Por la objetividad y claridad del mensaje, y por la amistad de la escritora con el columnista, podemos suponer que Jackson transmitió bajo su nombre, párrafo a párrafo, la convocatoria de Margaret Shedd.

Victoriano Garza Almanza

Cd. Juárez, Chihuahua

Frontera MEXUS

Jueves 12 de Septiembre del 2019

El proyecto original de Margaret Shedd que llevó a la fundación del Centro Mexicano de Escritores. Primera Parte. Verla en: http://bit.ly/2m1fQ2a

El proyecto original de Margaret Shedd que llevó a la fundación del Centro Mexicano de Escritores. Tercera Parte. Verla en: http://bit.ly/2m5KZ4H

More Articles for You