EL IMPACTO DEL COVID-19 EN LA INVESTIGACIÓN DE TESIS Y LA POST PANDEMIA


Universidad post-pandemia 1.png

La investigación se detuvo en las universidades. Es incalculable el número de proyectos de tesis –de investigaciones en proceso, iniciadas, por comenzar, y en estado de planeación o de idea– que fueron frustrados por las restricciones para la protección sanitaria que impuso la Organización Mundial de la Salud (OMS), a causa de la pandemia mundial del coronavirus-19 (COVID-19), y que la población tuvo que acatar.

The Chronicle of Higher Education, que es una publicación periódica especializada que difunde noticias sobre la educación superior de las universidades y colegios de los Estados Unidos, en su número de abril publicó el artículo Don’t Forget About Graduate Students, escrito por NF Foley. La autora, doctorante y tesista en espera de la universidad de Harvard, dice que el impacto del COVID-19 está siendo de tal magnitud que muchos estudiantes de doctorado están dejando pendientes o inconclusos sus proyectos de tesis, por lo que no podrán “estar en camino de graduarse dentro del plazo de cinco o seis años”. Lo que significa que perdieron sus investigaciones y sus planes se fueron por el caño.

Cabe la esperanza de que en un futuro próximo algunos proyectos sean retomados y continúen, muy probablemente con bastantes modificaciones. Pero muchos otros, por las condiciones nuevas de convivencia que están emergiendo, no podrán realizarse. Sin investigación no hay tesis, y sin tesis no hay graduación. Esto perjudica los proyectos de vida de miles de estudiantes de posgrado que planeaban graduarse en el 2020 o 2021, y tal vez después colocarse en algún importante trabajo.

UN FUTURO ‘INUSUAL’

¿Cuánto durara este período especial COVID-19? Es algo que nadie sabe. Hay toda clase de pronósticos, desde los optimistas que auguran un pronto regreso al mundo de siempre, hasta los pesimistas que presagian una duración de años y, en consecuencia, suponen un cambio radical en nuestra forma de vida colectiva.

Según Susan Hayter, de la Global Labour University Online Academy, en una entrevista concedida al boletín de noticias de Naciones Unidas (UN News), y publicada el 27 de mayo pasado bajo el título‘Business as unusual’: How COVID-19 could change the future of work, señala lo de todos sabido, que la pandemia obligó a millones de personas en el planeta a trabajar a distancia, de manera virtual; pero, plantea, ¿esta forma poco común de hacer negocios, podría ser el futuro del trabajo? ¿Este es el futuro de la universidad?

Si la eliminación de las restricciones se mueve con lentitud, los negocios o la educación a distancia irán al mismo paso, lo que tomará años la normalización. Si las restricciones desaparecen pronto, el trabajo y la educación retomarán el ritmo que antes tuvieron… en apariencia, pues persistirá la inercia del trabajo virtual. En el caso de los negocios, Hayter considera que lo que desea la gente es volver al trabajo; y lo mismo dice Foley sobre la universidad, que lo que más ansían los estudiantes es volver a la escuela.

ESCENARIOS POST-PANDEMIA

¿Cuánto tiempo más nos robará el escenario post-pandemia, en el que sin duda se seguirán imponiendo restricciones que limitarán la vida normal? ¿Cómo será la universidad? ¿Qué es lo que viene? Sólo con una bola de cristal podríamos saberlo, pero se puede conjeturar.

Los profesores Vijay Govindarajan y Anup Srivastava, en su reciente artículo A Post-Pandemic Strategy for U.S. Higher Ed (Harvard Business Review, junio 2020), especulan sobre lo que posiblemente sea la nueva agenda educativa de las universidades americanas.

Parten de que dos de los efectos positivos de la pandemia, que nos metió a todo mundo en casa, son: (1) el derribo de las barreras psicológicas del miedo a la tecnología, y (2) el impulso al cambio, al trabajo y la educación en línea.  Aseguran que las “tecnologías digitales, como dispositivos móviles, computación en la nube, aprendizaje automático, inteligencia artificial, realidad aumentada y realidad virtual, han madurado, por lo que se puede proporcionar educación en línea inmersiva y personalizada a escala y a un costo mucho menor que el de la educación convencional”.

Presentan tres modelos de lo que podrá ser, según sus pronósticos, la educación universitaria post-pandemia:

1. Modelo Residencial Inmersivo Aumentado. La universidad de costumbre, que es la enseñanza en aula y laboratorio, reforzada con tecnología virtual en casa. Es decir, con entornos virtuales que simulen aulas reales y permitan a los estudiantes –en sus viviendas– sumergirse en el aprendizaje. Requiere tecnología avanzada.

2. Modelo Híbrido. Como la universidad residencial tiene un alto costo (y cada vez es más cara en los Estados Unidos), la situación actual les brinda a las autoridades universitarias la oportunidad de explorar una combinación de educación presencial (con los beneficios que conlleva la interacción entre estudiantes y profesores), y el uso de la rica infraestructura universitaria para la enseñanza en línea. Es esquema virtual es el mismo que se utiliza en estos momentos.

3. Modelo Totalmente Online. Los autores suponen que la educación en línea será más barata que la presencial. Esto no es del todo cierto (al menos no en los Estados Unidos), pues de acuerdo a lo que señala Haynie en Breaking Down the Cost of an Online Course (USA Today, 2013), podemos ver que los costos de los créditos de cursos en línea son en promedio de $400 dlls por crédito (en universidades de excelencia hasta $1000 dlls por crédito), con lo que un programa de licenciatura de 400 créditos costará $160,000 dlls + inscripciones y otros gastos.

LAPTOPS, SMARTPHONES, TABLETS, COMPUTADORAS

Pero, ¿y el equipo de los estudiantes? ¿Y el equipo de los profesores, si es que trabajan desde casa? Con esta crisis del COVID-19 está visto, al menos en México, que la mayoría de los estudiantes universitarios (y sus profesores) no tienen equipo apropiado, pues el que utilizan está demasiado viejo y gastado por años de uso, por lo que no pueden actualizar los software que se necesitan. Además, muchísimos estudiantes sólo están acostumbrados a su smartphone. Muy pocos tienen tablet. Esta situación debe tomarse en cuenta al planear y diseñar la educación post-pandemia.

Y en todo esto, ¿dónde quedará la investigación que requiera de trabajo de laboratorio o estudios de campo? ¿Qué tipos de proyectos de tesis podrán realizar los estudiantes? Al parecer, en el escenario post-pandemia habrá temáticas inabordables debido a las restricciones sanitarias. Esto es un reto para estudiantes y profesores.

CONTEXTO

Lo que sí se puede decir es que, mientras no exista un control sobre la enfermedad –ya sean (1) técnicas de diagnóstico rápido y oportuno, (2) tratamiento seguro de los enfermos identificados, (3) trato humano y respetuoso con los difuntos y hacia sus familiares, (4) una vacuna (esta tardará años), o (5) que surja una respuesta inmunológica natural y de auto protección entre la población– (lo cual está en chino); se tiene que, (6) por las características patogénicas y de contagio del virus, la post-pandemia amenaza con anclarse entre nosotros durante un período largo, pues la epidemia será recurrente, como la gripe estacional, sembrando caos y muerte cada vez que se presente.

Y, lo mismo, (7) mientras no exista un control sobre la sarta de mentiras que sobre la enfermedad se publican segundo a segundo en los medios masivos y en las redes sociales, el pánico, la ansiedad y el estrés, provocarán daños mentales irreversibles en la gente.

Además, (8) si en menos de medio año de crisis y de refugio hogareño la gente está agotada, literalmente ¡quemada!, ¿qué se podrá esperar si se le dice que esto durará años?

Esta panorámica, apenas esbozada, da pistas sobre lo que se debe tomar en cuenta para diseñar e implementar un plan de acción a nivel institucional y/o personal. Es la referencia de lo que el futuro tesista debe tomar en cuenta antes de ponerse a soñar sobre su proyecto premio Nobel.

AL FILO DE LA POST-PANDEMIA

Aún no entramos a la post-pandemia. Los efectos de la cuarentena siguen manifestándose por dondequiera, personas siguen enfermando y muriendo. El impacto económico, social, político, religioso, y demás, sigue ocurriendo. Y en el marco de este decorado, está brotando una violencia desacostumbrada que amenaza con extenderse en los países.

Las universidades, como casi todas las instituciones y centros de trabajo (fábricas y negocios), fueron orilladas a cerrar o a operar parcialmente y a distancia. Aún no se reponen del susto y ya deben tener resuelto de qué manera funcionarán el próximo ciclo escolar.

No existe duda de que este episodio histórico del coronavirus-19 dejará huella y tendrá efectos duraderos en las universidades. El verdadero reto será cómo malabarear* con tantas cosas: el encierro, el trabajo, la convivencia en el hogar, el estudio, y no perder en ello el juicio y la salud física.

* Malabarear. Hacer malabarismos. Palabra que no está en el diccionario.

COLOFÓN

El COVID-19 creará un mundo menos abierto, menos próspero y menos libre.

Stephen M. Walt. Profesor de asuntos internacionales de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la universidad de Harvard.

¿Crees esto? ¿Quieres esto?

NUEVO ARTÍCULO RELACIONADO CON EL COVID-19 Y LA INVESTIGACIÓN ACADÉMICA

ESTRÉS, COVID-19 Y ESTRÉS POSTRAUMÁTICO: DE QUE MANERA ES QUE EL ESTRÉS SE FORTALECE COMO TEMA DE INVESTIGADORES, TERAPEUTAS Y ESCRITORES DE AUTOAYUDA

Otros artículos en Publica o Perece:

1.     El tema de tesis en el  tiempo del Coronavirus-19 (COVID-19)

2.    Defensa de la tesis por videoconferencia durante la pandemia COVID-19

TWITTER @publicaoperece

Mayor información sobre proyectos de tesis en:

MÉTODO DE 100 HORAS PARA ESCRIBIR LA TESIS DOCTORAL: Manual de sobrevivencia para el tesista (muy) apurado. Fabro Editores. https://amzn.to/2Hu5FcW  

Para la elaboración del “Método de 100 horas” analicé más de 4500 tesis doctorales y de maestría, la gran mayoría proveniente de las universidades de mayor reputación en los Estados Unidos. Destaco en la obra las tesis que proporcionan los ejemplos de mayor utilidad al estudiante que va a escribir o está escribiendo su tesis de posgrado (maestría o doctorado). La preparación del libro se respalda con más de 25 años de enseñanza de escritura de tesis y escritura científica en distintas universidades. Lo puedes adquirir a través de Amazon.com en cualquier país en que te encuentres.

Victoriano Garza-Almanza

Cuarentena COVID-19

Cd. Juárez, Chihuahua | México

Frontera MEX-US

Viernes 5 de Junio del 2020

More Articles for You